Seguidores

miércoles, 2 de noviembre de 2016

MI ANÉCDOTA: 

Cuando tenía 3 años, estaba en mi habitación con mi madre, pero ella me dijo:

 -Me voy a la cocina, quédate aquí que las tatas están al lado.

 -¡NO! Quédate-dije.

 Así que bajó, y yo empecé a llorar e intenté bajar las escaleras pero al segundo escalón… Me caí y empecé a rodar hasta el piso de abajo, y mi madre gritó: -¡¿Qué habéis tirado?! Entonces escucho un llanto, salió de la cocina y era yo. 

FIN

No hay comentarios:

Publicar un comentario