Seguidores

miércoles, 2 de noviembre de 2016

ALÍA, MISSIFU Y…”EL PRÍNCIPE”
En un cercano reino llamado Rodolupichu, vivía una campesina gótica y huérfana; un día fue al castillo donde vivía el príncipe José Mª con su sirvienta Margarita, de la cual estaba enamorado; en el castillo también vivía la reina Lila y el gato Missifu . Cuando entró Alía, el príncipe alucinó en colores, pero, el grandioso Missifu, alucinó en gatitos. El príncipe le dijo a Alía: -¿Querrías venir conmigo a dar un paseo al reino de Achús? Ella, sin pensarlo aceptó. Cuando llegaron al reino de Achús echaron un vistazo a su alrededor, vieron que no había nadie, pero, también vieron un espíritu que era malo, entonces el príncipe intentó salvar a Alía diciéndole al espíritu: -Espíritu malo, pero muy malo. El espíritu se echó unas risas viendo al príncipe. Después de verle un rato se aburrió y se lo llevó; Alía cogió a Missifu se lo tiró al espíritu, el grandioso Missifu le arañó con sus grandiosas garras pintadas de azul turquesa, pero no funcionó, claro, es un espíritu, aunque, a Alía le sirvió para cogerle el enorme collar que llevaba al cuello, cuando se lo quitó el espíritu se convirtió en una persona normal, aplastó el collar y Alía, Missifu y José Mª volvieron a Rodolupichu. El príncipe le pidió que se casase con él pero Alía dijo que no porque tiene los brazos como espaguetis y no podría ayudarle en nada.
FIN

No hay comentarios:

Publicar un comentario